Los problemas están alrededor tuyo… Aunque termines con un problema, otro nuevo aparecerá. Y no puedes impedir que los problemas sigan apareciendo. Los problemas seguirán apareciendo hasta que llegues a una completa comprensión de lo que es ser testigo.

Esta es la llave de oro, de la búsqueda interior, descubierta siglos atrás en el oriente y no hay necesidad de resolver ningún problema. Solamente los observas y esta observación es suficiente; el problema se evapora.

Si estás atento, verás que los problemas de tu vida se disuelven. Déjame recordarte el uso de la palabra disolver. No estoy diciendo que encontrarás respuestas, soluciones a tus problemas, no. Solamente me estoy refiriendo a los problemas de la vida que son creados por tu visión no clara.

 Así es que lo primero es que los veas claramente, que encuentres una solución y después trates de aplicarla. El proceso no es largo, el proceso mismo es muy corto y simple. Cuando puedes ver tus problemas claramente, ellos se disuelven.

No se trata de que ahora hayas encontrado una respuesta y que la puedas aplicar y que algún día puedas tener éxito destruyendo el problema. El problema existe por tu visión no clara. Tú eres su creador. Recuerda nuevamente que estoy hablando de los problemas de la vida.

 No quiero decir que el auto se eche a perder y que te sientes silenciosamente a ver cuál es el problema. El problema es claro. Ahora, haz algo. No se trata de que te sientes bajo un árbol meditando y que de vez en cuando abras los ojos a ver si el problema se ha resuelto o no.

 Este no es un problema de vida, es un problema mecánico. Si el neumático está pinchado, tendrás que cambiarlo. Sentarse no lo resolverá, te levantas y cambias la rueda. No tiene nada que ver con claridad mental. Tiene que ver con un problema específico que tres mil meditadores tampoco podrán resolver.

 La pregunta se refiere a los problemas de la vida, por ejemplo, tú te sientes celoso, con rabia, te sientes sin importancia, que la vida ha perdido su placer; estos son problemas de la vida que surgen por tu poca claridad mental.  La falta de claridad hace que ellos aparezcan, debido a esa falta de claridad, el tener lucidez de ellos los disuelve. Si estás claro, si puedes ver claramente el problema, el problema desaparece.

 No tienes que hacer nada más que esto. Solamente verlo, observarlo es todo el proceso. Por qué el problema surgió, cómo tomó posesión de ti, cómo te sentiste totalmente invadido por él y cómo empezaste a actuar de forma impulsiva, de la cual te arrepientes más tarde.

 Más tarde te das cuenta que lo que hiciste fue simplemente una locura, que lo a pesar de ti mismo. Que no lo querías hacer y que pese a todo lo hiciste, pero fue como si hubieras estado poseído.

Osho

TESTIMONIOS

TESTIMONIOS

Formación 2017-2018

Banner Formacion Meditaciones Activas

Programas BIENESTAR

Programas BIENESTAR
Meditaciones Activas imagen

Únete a Facebook