En la meditación hay algunas cosas que son esenciales; son tan solo unas pocas cosas pero, sea cual sea el método empleado, son absolutamente necesarias.

La primera es alcanzar un estado relajado: no luchar contra la mente, no controlarla, no concentrarse. La segunda: observar, sin interferir y con una atención relajada, todo lo que ocurra; sólo observar la mente, silenciosamente. Y hacerlo, además, sin hacer ningún juicio o evaluación.

Estos son, pues, los tres requisitos: relajación, observación y no juicio. Así, poco a poco, un gran silencio desciende sobre ti. Todo movimiento en tu interior cesa. Eres, pero no hay sensación de “yo soy”; solo espacio puro.

Hay muchos métodos de meditación. Difieren en su constitución, pero los fundamentos son los mismos: relajación, observación y una actitud de no juzgar.

Osho, Meditación: la primera y última libertad.

TESTIMONIOS
TESTIMONIOS
Formación 2017-2018
Banner Formacion Meditaciones Activas
Programas BIENESTAR
Programas BIENESTAR
Meditaciones Activas imagen
Únete a Facebook